Aumentan a 500 las hectáreas afectadas por el incendio descontrolado en Victoria

En las últimas 24 horas a 500 hectáreas aumentó la superficie afectada por el fuego descontrolado en el “Cañón del Novillo” de este municipio de la capital del estado.

Hasta el miércoles pasado eran solo 25 las hectáreas, pero de esa fecha al jueves se elevó a 500 hectáreas, por las altas temperaturas superiores a los 40 grados registradas en gran parte de Tamaulipas.

Así como a las ráfagas de viento durante la tarde, aunado a la gran cantidad de hojarasca seca y combustibles en el suelo, provocaron que el fuego creciera de forma descontrolada.

De acuerdo con la información proporcionada por Protección Civil del estado, la cifra de brigadistas que trabajaban en la contingencia se elevó a 100 personas, porque se trata de uno de los incendios más grandes de la temporada, con mil 415 hectáreas consumidas.

El incendio en el “Cañón del Novillo” es el número 18 de la temporada 2924 y se localiza hacia el lado poniente de la ciudad Capital del Estado.

Además, por encontrarse dentro del Área Natural Protegida Altas Cumbres, el Grupo Técnico Operativo integrado por personal de la SEDENA, CONAFOR, CONANP, SEDUMA, Desarrollo Rural y Protección Civil, realizaron un sobrevuelo de reconocimiento para valorar el área afectada, e identificar los accesos para brigadistas forestales pie a tierra.

Encontraron una superficie de 25 hectáreas consumidas hasta el día miércoles, por lo que la Coordinación Estatal de Protección Civil Estatal y la Comisión Nacional Forestal, asignaron a un grupo de brigadistas para actuar como primer respondientes, toda vez que al mismo tiempo brigadistas de estas dependencias se encontraban trabajando simultáneamente en tres incendios forestales, ubicados en los municipios de Jaumave, Ocampo y Tula.

Para el pasado jueves, sin embargo, las altas temperaturas superiores a los cuarenta grados registradas en gran parte del estado, así como las ráfagas de viento durante la tarde.

Ello aunado a la gran cantidad de hojarasca seca y combustibles en el suelo, provocaron que el fuego creciera de forma descontrolada, aumentando la superficie afectada a 500 hectáreas en apenas 24 horas.

La Secretaría de Seguridad Pública también ha trasladado a 30 elementos y vehículos todo terreno para apoyar en las tareas del Equipo de Manejo de Incidentes, a partir del día sábado.

Asimismo, se solicitó el apoyo de la Coordinación Nacional de Protección Civil, con una aeronave para realizar descargas de agua en las zonas con más actividad y de difícil acceso pie a tierra. Esperando su arribo a la brevedad para apresurar el control del Incendio y su liquidación.

La ayuda por parte de la sociedad deberá ser de forma coordinada, a través de las instituciones que integran el grupo técnico operativo, esto para brindar seguridad a los grupos voluntarios que deseen apoyar en las actividades que conllevan el control del Incendio, especificó la dependencia tamaulipeca.

Scroll al inicio