Restaurantes de Tampico acortan sus horarios por la crisis del agua

Las repercusiones de la crisis hídrica al sector comercial se refleja en la reducción de horarios aplicado por los restaurantes, uno de los negocios más perjudicados en Tampico por la falta de agua proporcionada por la Comapa ante los niveles críticos en el sistema lagunario. Las medidas ya son aplicadas por los propietarios, afirmó el Consejo de Instituciones Empresariales (CIEST).

En un balance muy general, señaló el presidente del organismo Juan Ángel Paredes Espinoza, los propietarios levantan su cortina más tarde de lo habitual. El caso es contrario con otros pues concluyen operaciones temprano. Siguen las evaluaciones para definir el impacto económico que deja la problemática registrada desde hace más de dos semanas.

“El sector comercial ha sentido los estragos de este estrés hídrico, sobre todo en los comercios al ajustarse los horarios, al abrir algunos más tarde de su hora, pues también la energía eléctrica es un factor. Se ven las maneras de seguir con la operación, sin cierre de locales o despido de personas”, indicó.

El estrago principal se ubica en la oferta y la demanda, ahora en llevar las pipas con el elemento obtenido de pozos o bien almacenado por empresas locales. El asunto se encuentra en el poco número de unidades de los organismos operadores y la necesidad de los propietarios en ir con privados, aunque esto les generó un gasto mayor.

“Se tuvo el acercamiento con el gobierno estatal, para ver el trasvase desde otras regiones cercanas. Esperaremos que las Comapas ayuden, no hay las suficientes pipas a fin de abastecer a todos, el gasto creció ya que se elevó cerca de 1.60 pesos por litro, regido por la oferta y la demanda, similar a los tinacos”, acotó.
Tras la reunión de la Mesa Ciudadana del Agua con el gobernador Américo Villarreal Anaya el pasado viernes, se enfatizaron las acciones, entre ellas el trasvase desde el río Tampaón, en San Luis Potosí.

Scroll al inicio