Por crisis hídrica, cinco industrias en Altamira ya pararon su producción

La crisis hídrica en el sistema lagunario de zona sur de Tamaulipas generó impacto en el sector empresarial de la localidad. Hasta la noche de este jueves, cinco plantas del corredor industrial de Altamira detuvieron su producción, como consecuencia del racionamiento del líquido a sus complejos, medida tomada desde el pasado miércoles.

Esto causa también la incertidumbre en el resto de los miembros de la Aistac sobre el poco volumen suministrado por la Comisión Municipal de Agua Potable y Alcantarillado (Comapa), quien sigue con las labores de contar con más cantidad a fin de atender a sus clientes, declaró Luis Apperti Llovet, presidente la Mesa Ciudadana.

“Esta suspensión de actividad en las plantas se dio desde el miércoles, son cinco las confirmadas pararon operaciones. Estamos tratando para que esto no afecte más y todo se lo plantearemos este viernes a las autoridades del gobierno del estado y la Secretaría de Recursos Hidráulicos”, declaró el ex presidente de la Asociación de Industriales.

Sin decir los nombres como el tipo de materia prima que se utiliza, el miembro de la iniciativa privada reiteró que mientras la presión sea baja, será difícil el regreso de trabajos, como se alertó a principios de semana cuando el organismo proveedor del elemento les advirtió de una menor distribución. El nivel de la laguna del Champayán está actualmente en niveles históricos de -60 centímetros.

“La repercusión es mayor, porque no solo es una industria detenida, es toda una cadena logística, al pegarle como ejemplo al sector automotriz, la inversión se detiene y si no se mejora, con los empleos sucederá un recorte o cierre definitivo”, añadió.
Al participar en la sesión de Delegación Tampico de la Cámara Nacional de la Industria de la Transformación (Canacintra), como titular de la Mesa Ciudadana se les expuso la problemática, qué se pretende hacer en colaboración con las autoridades, así como los esquemas a exponerse en la reunión urgente convocada para este viernes en un conocido hotel del puerto.

“Les pedimos a los empresarios actúen como ciudadanos. Si bien hay ciertos pronósticos de lluvias atípicas para finales de mayo, es momento de cambiar la cultura y ahorrar toda el agua posible. La labor en nuestra mesa es similar a los hechos de inseguridad que pasaron hace más de una década, al final nos afectará a todos, por eso hay que encontrar soluciones, hacer propuestas y actuar”, puntualizó Apperti Llovet.

Scroll al inicio