El sistema lagunario Chairel perdió el 78 por ciento de su volumen en un año

El sistema lagunario del sur de Tamaulipas se continúa secando y este miércoles amaneció con tan solo 1.1% de su capacidad de almacenamiento, mientras todavía faltan hasta siete días para que llegue el agua de El Mante.

El vaso que abastece de agua potable a 900 mil habitantes presentó la mañana de ayer un nivel de -69 centímetros en la escala hidrométrica ubicada en la bocatoma de la planta Altavista de la Comisión Municipal de Agua Potable y Alcantarillado (Comapa Sur).

A las seis de la mañana, El Chairel tenía un volumen de 7.20 millones de metros cúbicos, cuando su capacidad de almacenamiento en condiciones normales es de 676 mm3, lo que refleja la crisis que la zona conurbada se encuentra atravesando.

El Informe de Evolución de Embalses de la Comisión Nacional del Agua precisó que el sistema lagunario tenía, por tanto, un 1.1% de almacenamiento en dicho registro.

El reporte técnico permite observar que hace un año, para estas mismas fechas, el Chairel mostraba un nivel de 70 centímetros y acumulaba 542 millones de metros cúbicos.

Por lo tanto, aun cuando ya se arrastraban los efectos de una severa sequía, el embalse no estaba tan afectado como ahora. Este impacto se refleja al pasarse de un 80% a un 1.1% en su almacenamiento.

Es decir, en doce meses se perdieron 534.8 millones de metros cúbicos. O dicho de otro modo, para recuperar su volumen normal, al Chairel le faltan 668.8 mm3.

Scroll al inicio