El zoológico implementa medidas para proteger a las especies del calor extremo

El zoológico de Nuevo Laredo ha adoptado una serie de protocolos con el objetivo de salvaguardar la salud y el bienestar de sus animales frente a las altas temperaturas que se registran en la región. Estas medidas buscan mantener a los animales seguros y tranquilos, minimizando los efectos adversos del calor extremo.

En términos de alimentación, se les proporciona a los animales paletas elaboradas con frutas, carne, cereales y forrajes, adaptadas a las necesidades específicas de cada especie. Además, los animales son ubicados en recintos climatizados y se les colocan abanicos para mantener una temperatura adecuada.

Las aves, siendo las más vulnerables al calor, reciben una atención especial. Se les garantiza un suministro constante de agua y se les baña mediante aspersión para mantenerlas frescas. Adicionalmente, se refuerza la ventilación en sus recintos para asegurar su bienestar.

Asimismo, se han instalado bebederos adicionales con electrolitos orales para prevenir la deshidratación. Ventiladores industriales han sido colocados estratégicamente para promover la circulación de aire, y se han incrementado las áreas con mallasombra. En algunos casos, se riega a ciertos ejemplares para que puedan revolcarse en el lodo, una práctica que les ayuda a refrescarse y protegerse del sol.

Estas acciones reflejan el compromiso del zoológico de Nuevo Laredo con el bienestar de sus habitantes, demostrando una proactiva y cuidadosa gestión ante las adversas condiciones climáticas.

Scroll al inicio