Home Mundo Estados Unidos sufrirá otra explosión de muertes y contagios de Covid por el Super Bowl
Mundo - 4 semanas ago

Estados Unidos sufrirá otra explosión de muertes y contagios de Covid por el Super Bowl

El Super Bowl está por comenzar pero la pandemia no da tregua en Estados Unidos, donde en los últimos días han detectado la llegada de las nuevas variantes del coronavirus.

A pesar de ello uno de cada cuatro estadounidenses planea acudir este domingo a una fiesta para ver el evento deportivo más importante del calendario anual del país.

El evento tendrá lugar en el Raymond James Stadium de Tampa, Florida, donde se van a enfrentar los Kansas City Chiefs y el equipo local de los Buccaneers.

Ante la perspectiva de que se vayan a producir reuniones de personas abarrotadas; expertos y funcionarios gubernamentales llevan días suplicando a los fans del fútbol americano que, por favor, se queden en sus casas y que, por una vez, lo celebren en la intimidad.

Temen que se convierta en el que la prensa ha bautizado como el “domingo supercontagiador”.

Las advertencias llegan después de que otros eventos que implicaban reuniones de amigos y familiares, tales como el 4 de Julio o Acción de Gracias, provocaran picos muy preocupantes de contagios.

Si bien las infecciones están disminuyendo en todo el país y la campaña de vacunación sigue su curso, el número de casos se mantiene alto y la mayoría de los estadounidenses aún no ha recibido la vacuna.

Mientras tanto, las nuevas variantes, de las que se sospecha que son más contagiosas, son un nuevo motivo de preocupación, sobre todo, si las personas se juntan entre sí.

“No puedo decirlo con suficiente seriedad: quiero que todos los que celebran el partido de este domingo regresen el próximo año, y eso significa no permitir que mueran 2.000 ciudadanos de Kansas más”, enfatizó el alcalde de Kansas City, Quinton Lucas en un comunicado.

Soy un fan de los Chiefs de toda la vida, pero soy más fan de las familias de las personas que se quedan y se mantienen con vida”.

“Sin embargo, ya hay indicios de que un público cansado de la pandemia puede que no escuche otra llamada a renunciar a la tradición.

En la ciudad anfitriona de Tampa se están planeando fiestas con actuaciones de los mejores artistas musicales.

En Kansas City, la noticia de que no se organizaría ningún desfile para celebrar una posible victoria de los Chiefs provocó una reacción airada.

Si se celebran fiestas para el Super Bowl en espacios interiores «crearán el ambiente perfecto para acelerar nuevas cadenas de transmisión, porque esa persona se infecta, no se da cuenta, va a ver a sus padres después», señala el director de PolicyLab en el Children’s Hospital of Philadelphia, David Rubin.

“Si le damos la oportunidad, una variante más contagiosa se propagará más rápidamente”, afirma.

En los últimos días han sonado alarmas similares en todo Estados Unidos por parte de representantes de instituciones públicas.

Durante una sesión informativa el miércoles en la Casa Blanca, la directora de los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades, Rochelle Walensky, instó a los estadounidenses a «ver el Super Bowl de manera segura», ya fuera juntándose con otros de forma virtual o solamente con los miembros de un mismo hogar.

El principal experto en enfermedades infecciosas del país, Anthony Fauci, envió un mensaje similar en el programa de televisión Today de la NBC. “No quieres fiestas con gente con la que no has tenido mucho contacto”, remarcó.

“Simplemente no sabes si están infectados, así que, por más difícil que sea, al menos esta vez, simplemente mantén la calma”, insistió Fauci.

Desde la liga de fútbol americano se oyeron mensajes similares. El comisionado de la NFL, Roger Goodell, instó a los fans a ver el evento en pequeños grupos de miembros del mismo hogar y dentro de sus casas.

“Queremos que nuestros aficionados estén a salvo”, afirmó Goodell.

“Necesitan ser inteligentes. Deben reunirse en grupos pequeños. Trabajamos con los CDC sobre los consejos que nos dieron el sábado pasado sobre quedarse en casa y hacerlo con la familia y los miembros del hogar. Y creemos que así debería suceder. Todos vamos a disfrutar de la Super Bowl de manera un poco diferente este año», añadió.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *